miércoles, 6 de octubre de 2010

RODABALLO GUISADO CON ALMEJAS





De nuevo una receta de pescado. Sí, es cierto que últimamente me decanto más por el pescado que por la carne y quiero que a los chicos se les amplíe las miras de comerlos y no solo fritos, rebozados o al horno. En esta etapa de prueba no les queda más remedio que participar positivamente en los ensayos de la cocinera o quedarse sin comer. Y esto raramente sucede, ya que aunque vagos para limpiarlo y quitar espinas, les están gustando los cambios adquiridos.



El rodaballo es un pez con cuerpo plano en forma de rombo asimétrico y casi circular. No tiene escamas pero sí una especie de bultitos. Tiene una boca grande y es de los listos que se mimetizan cambiando el color dependiendo de dónde se encuentre. Habitualmente consumimos los que son productos de cultivo marino, ya que el capturado por medio del palangre de fondo son carisísimos (aunque el de esta receta salió por casi los 30€, ozú).



Normalmente se suele cocinar en caldeirada o al horno, a la plancha o frito. Yo opté por la prueba guisada con almejas y en este primer intento no quedó del todo mal.







INGREDIENTES:


  • Rodaballo hermoso
  • 300 gr de almeja (yo usé de la variedad babosa, que encareció todavía más el plato, ya que el kg anda por los 19€, pero con una japónica o incluso sin almejas y con guisantes quedaría estupendo igualmente)
  • 1 cebolla picada
  • 1 pimiento rojo picado
  • 2 tomates pelados y sin pepitas en dados
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • 4 patatas grandes
  • Sal
  • 1 vaso de vino blanco
  • Azafrán y colorante alimentario
  • Aceite






ELABORACIÓN:

  • Limpiamos y sazonamos el pescado y lo reservamos.
  • En un cazo con agua, sal y una hoja de laurel, abrimos las almejas, retirándolas cuando hayan abierto y reservando el agua bien filtrada que usaremos más adelante.

  • En una cazuela hacemos un sofrito con la cebolla picada, el pimiento, el ajo y el perejil machacados. Cuando la cebolla y el pimiento estén blandos agregamos los tomates (si optamos por echarle guisantes, ahora es el momento).

  • Dejamos que se haga todo un momento y cubrimos con las patatas cortadas en ruedas. Regamos con el agua de abrir las almejas hasta cubrir las patatas. Añdimos el azafrán y el colorante.

  • Cuando las patatas estén a medio hacerse echamos el rodaballo cortado en toros y regamos con el vino blanco.

  • Añadimos las almejas y rectificamos de sal.

  • A fuego lento y tapado dejamos que las patatas terminen de hacerse, que será cuando el pescado esté listo.
  • Por último, espolvoreamos con perejil picadito para darle un toque de color y listo.





Seguro que os gusta tanto como a mí. Las fotos como me sucede últimamente, no dan buena prueba de cómo estaba el rodaballo, pero aunque no quedaron como me gustan, las pongo igual. Me esforzaré en la próxima receta, que seguro sea cárnica por aquello de no aburrir a los chicos, jaja.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Receta de rodaballo a filete

Hola a mi me gusta pelar los rodaballos de vivero de ración, les saco la piel y luego los fileteo. Salen cuatro filetes de pescado que suelo freír en aceite con harina y un poco de sal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...